Oración a San Nicolás por los cristianos perseguidos

En algunos países del mundo, particularmente en Oriente Medio y África, cristianos, hermanos nuestros, están siendo atrozmente perseguidos por su fe en Cristo. Les espera el exilio o la muerte. Este exterminio tan doloroso es incomprensible a estas alturas de la civilización. El Papa Francisco ha pedido en reiteradas ocasiones que oremos intensamente por ellos, por estos hermanos nuestros injustamente perseguidos tan sólo por su fe cristiana. La Conferencia Episcopal Española nos pide que, durante esta semana que va desde la Solemnidad de la Ascensión del Señor hasta la Solemnidad de Pentecostés, nos unamos todos en la oración por esta intención. Asimismo, nuestro querido Obispo ha establecido que el próximo jueves 21 de mayo sea una jornada diocesana de oración por esta misma intención. Así lo haremos en nuestra Parroquia.

San Nicolás salva de la muerte a tres inocentes injustamente condenados. Un episodio célebre de su vida.

San Nicolás salva de la muerte a tres inocentes injustamente condenados. Un episodio célebre de su vida.

Además, como San Nicolás de Bari es precisamente también protector de los indefensos, de los débiles, de los secuestrados y encarcelados, de los perseguidos y de aquellos que sufren injusticias, también pedimos a él su intercesión ante Dios por nuestros hermanos cristianos perseguidos. San Nicolás también sufrió persecución, torturas y cárcel por su fe. Él los entiende mejor que nadie. Así, pues, durante esta semana, al terminar la Misa de cada día, rezamos a San Nicolás por esta intención, con una hermosa oración prevista para este caso, que procede de la Basílica Pontificia de Bari, y publicada en nuestro librito: PARROQUIA DE SAN NICOLÁS DE BARI DE MURCIA, San Nicolás. Caminatas, Oraciones, Historia, Murcia 2012, p. 22.

Invitamos también a todos a pedir a San Nicolás por estos hermanos nuestros con esta misma oración:

Oración a San Nicolás por los perseguidos

«¡Oh santo Obispo de Cristo, Nicolás!, que durante tu vida terrena fuiste víctima de la persecución y fuiste invocado por los tres capitanes del ejército injustamente procesados y condenados por sedición, continúa demostrando cuánto vale tu intercesión junto al Señor.

También hoy son numerosos aquellos que son injustamente condenados. Intercede ante Dios para que todos aquellos que ejercen el poder, en todos los países del mundo, comprendan el valor sagrado de la vida y de la libertad humanas. Te rogamos en particular, ¡oh glorioso Taumaturgo!, por aquellos que sufren por haber testimoniado su fe, para que tengan fortaleza en su sufrimiento y la fuerza de perdonar a sus perseguidores, siguiendo el ejemplo de lo que hizo sobre la cruz Jesucristo, Señor nuestro, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén».