¿Para qué se hacen?

"Estampa nº 2" con la sagrada imagen de San Nicolás de Bari (en el reverso lleva una hermosa oración dirigida al Santo Obispo invocando su milagrosa intercesión). Se puede adquirir en la Parroquia de San Nicolás de Murcia. (Pulsando en la foto se puede ver ampliada).

“Estampa nº 2” con la sagrada imagen de San Nicolás de Bari (en el reverso lleva una hermosa oración dirigida al Santo Obispo invocando su milagrosa intercesión). Se puede adquirir en la Parroquia de San Nicolás de Murcia. (Pulsando en la foto se puede ver ampliada).

Es un piadoso ejercicio de oración, en el que se unen la oración y las obras, que todo creyente puede realizar para hacer alguna petición a San Nicolás: para pedirle por cualquier necesidad, o en acción de gracias, confiando en la poderosa intercesión de San Nicolás ante Dios nuestro Señor. Y Dios, por la intercesión de tan gran Santo, se lo concederá, si así conviene a la santificación y salvación íntegra y eterna de quien lo pide, o a la de la persona o personas para quien lo pide.

Son innumerables los testimonios, también hoy en día, de quienes confiesan haber obtenido la gracia que pedían a San Nicolás, a través de las «Caminatas».

San Nicolás, en efecto, gozaba ya de fama en su vida terrena por los milagros que obtenía de Dios, debido a su intercesión. Fama que aumentó después de su muerte, y que se ha prolongado a lo largo de la historia. Ésta es la razón por la que ya muy tempranamente la fe del pueblo cristiano le otorgó el apelativo griego de «taumaturgo» («milagroso», o que realiza milagros).