Confirmación de Adultos

La Confirmación forma parte de los tres Sacramentos de la Iniciación Cristiana (Bautismo, Confirmación y Eucaristía). Si falta alguno de ellos, como, por ejemplo, la Confirmación, la Iniciación Cristiana del creyente está incompleta.

El Sacramento de la Confirmación otorga el don de la plenitud del Espíritu Santo, fortalece y hace más plena la inserción en la Iglesia por parte del que lo recibe, y capacita y fortalece al cristiano para ser testigo de Cristo en medio del mundo.

Haber recibido el Sacramento de la Confirmación es necesario, por ejemplo, para ser padrino o madrina de Bautismo (y, por supuesto, para serlo de la Confirmación de otros), y también para contraer Matrimonio canónico (para casarse por la Iglesia).

En nuestra Parroquia ofrecemos, con verdadero interés, la posibilidad de recibir este Sacramento tan importante, y la preparación adecuada para recibirlo. Para ello, ofrecemos dos posibilidades para recibirlo, según la edad:

  • Adolescentes y jóvenes a partir de 2º de la E.S.O. (Ver: «Catequesis de Confirmación» en esta página web).
  • Jóvenes y adultos, a partir de 20 años de edad, y sin límite de edad. Para todos aquellos adultos que aún no han recibido la Confirmación. Con una preparación adecuada a sus circunstancias, y con una duración bastante menor que en el caso de los adolescentes. ¡Siempre es tiempo de poder recibir este Sacramento tan importante: no importa la edad!

Animamos a todos los que no estén confirmados a venir a la Parroquia, donde se les ofrecerá la información concreta.